Terapia Herbal Para Hombres con Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil (DE) o impotencia masculina se define como la incapacidad de un hombre para lograr o mantener la erección del pene suficiente para la actividad sexual. Es principalmente una disfunción neuronal y endotelial del cuerpo cavernoso del tejido del pene, y se caracteriza en parte por la producción reducida de óxido nítrico (NO). Otros factores que pueden contribuir a la patogenia de la disfunción eréctil incluyen la deficiencia de andrógenos en hombres de edad avanzada, hipertensión, niveles altos de colesterol, aterosclerosis, diabetes mellitus, enfermedades de la próstata y el corazón y deformidad anatómica del pene.

La DE también puede ser causada por algunos medicamentos, cirugía de próstata y lesión de la médula espinal. Las condiciones psicológicas y sociales, como el estrés, la depresión y la infeliz relación conyugal pueden contribuir al problema. Las infecciones crónicas y la inflamación también pueden contribuir al proceso de la enfermedad. La DE está vinculada a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Actualmente se prescriben varios medicamentos orales activos (sildenafil, vardenafil, tadalafil, avanafil) para tratar la DE y mejorar el flujo de sangre arterial al tejido del pene. Las plantas medicinales y sus extractos se han utilizado en medicina tradicional en el suroeste de Asia y otros países para tratar la DE. La revisión actual se centra en cuatro plantas medicinales que se han utilizado como afrodisíacos para mejorar el rendimiento sexual y para el tratamiento de la disfunción eréctil. Estas plantas incluyen Eurycoma longifolia Jack (tongkat ali); Chlorophytum borivilianum (musli seguro); Withania somnifera (ashwagandha); y Pausinystalia johimbe (anteriormente conocida como Corynanthe johimbe). Se discutirán los mecanismos de acción sugeridos para cada uno de los extractos de plantas.

En general, la disfunción eréctil (DE) es una afección neurovascular que afecta directamente al endotelio de los vasos sanguíneos arteriales cavernosos corporales en el pene, y está indirectamente relacionada con enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los mecanismos subyacentes de la disfunción eréctil son complejos e involucran factores psicogénicos, neurogénicos, hormonales y vasculares. La disfunción eréctil ocurre en hombres de edad avanzada, con una prevalencia del 52% en hombres de 40 a 70 años de edad.

Las afecciones que pueden causar disfunción eréctil incluyen hipertensión, diabetes, enfermedades de la próstata y el corazón y obesidad. La DE también puede ser causada por los efectos de ciertos medicamentos, así como por lesiones físicas o deformidades anatómicas del pene, o puede ser el resultado de trastornos endocrinos como baja testosterona, hipogonadismo, insuficiencia suprarrenal e hipotiroidismo.

Los cambios en el flujo sanguíneo a los órganos reproductores masculinos como resultado del endurecimiento de las arterias o aterosclerosis, hipertensión e hipercolesterolemia pueden dar lugar a disfunción eréctil. En general, se acepta que la fisiopatología de la enfermedad tiene componentes vasculares y neuropáticos, y la DE se ha reconocido como un indicador potencial de la enfermedad cardiovascular subyacente. Las infecciones crónicas y / o la inflamación de la próstata y la irritación de la vejiga pueden contribuir a la patogénesis de la disfunción eréctil.

En la diabetes, los vasoconstrictores y los factores vasoactivos aumentan, además de los cambios estructurales y la atenuación de las respuestas de relajación en el cuerpo cavernoso. Se produce un cambio en el equilibrio de los factores vasoactivos, de manera que se inhiben los factores de relajación (por ejemplo, el óxido nítrico [NO]) y se inducen factores contráctiles en la enfermedad microvascular. Dado que las predicciones epidemiológicas sugieren que la incidencia de diabetes mellitus aumentará a 300 millones en 2025, el tratamiento de la DE inducida por la diabetes es cada vez más importante.

La DE también puede ser de origen psicógeno y el tratamiento puede implicar la resolución de problemas psicoemocionales que ocurren con frecuencia en la relación diádica, independientemente de la etiología de la DE. Las condiciones psicológicas y los problemas sociales como el estrés, la depresión y las relaciones infelices pueden contribuir al problema.

La disfunción eréctil puede ocurrir a cualquier edad, pero tiende a tener un mayor efecto psicológico cuando ocurre en la mediana edad. ED invoca el estrés relacionado con la intimidad de la mediana edad y las realidades fisiológicas del envejecimiento. Aunque la prevalencia de la disfunción eréctil aumenta con la edad, no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. Más bien, la disfunción eréctil se vuelve más frecuente a medida que los hombres envejecen debido a su relación con diversas enfermedades relacionadas con la edad. Varios estudios han encontrado que la edad es un factor de riesgo independiente para la disfunción eréctil grave, incluso después del ajuste para otras enfermedades relacionadas con la edad.

El envejecimiento masculino requiere más estimulación del pene; toma más tiempo lograr una erección y puede que la erección no sea lo suficientemente dura para la penetración vaginal. Además, lleva más tiempo alcanzar la eyaculación en personas mayores. La ausencia de interés sexual en las parejas de hombres mayores puede llevar a la disfunción eréctil simplemente porque el hombre no recibe suficiente estimulación directa del pene. La terapia de reemplazo de testosterona para hombres de edad avanzada se ha convertido en un tema de discusión entre los proveedores de atención médica.

No hay normas establecidas para los niveles de testosterona en hombres de edad avanzada. Los estudios en hombres sanos muestran que los niveles de testosterona, particularmente los niveles de testosterona bioactiva libre, disminuyen con la edad, aunque existe una variación interindividual considerable. El porcentaje de hombres que realmente se convierten en “deficientes en testosterona” es desconocido. El diagnóstico de deficiencia de andrógenos en hombres de edad avanzada se asocia con una gama más amplia de síntomas que un simple impacto en los niveles hormonales en sí. Si el paciente no tiene signos clínicos de deficiencia de andrógenos, la terapia de reemplazo de testosterona no tendrá ningún efecto clínico.

Terapias Herbales Para la Disfunción Eréctil

Los extractos de plantas medicinales se han utilizado durante un período de tiempo considerable en muchas partes del mundo, especialmente en el suroeste de Asia, para tratar la disfunción eréctil. La revisión actual se centra en cuatro plantas medicinales botánicas, cuyas raíces se utilizan para mejorar el rendimiento sexual y en el tratamiento de la disfunción eréctil: Eurycoma longifolia Jack (tongkat ali); Chlorophytum borivilianum (musli seguro); Withania somnifera (ashwagandha); y Pausinystalia johimbe (yohimbina, anteriormente conocida como Corynanthe johimbe).